Miyarisan (Clostridium butyricum). Revisado

https://cfsremission.wordpress.com/2015/10/19/miyarisan-clostridium-butyricum-revisited/

Miyarisan (Clostridium butyricum). Revisado

La última vez que busqué Miyarisan, sólo estaba disponible en Japón. Pero, este último mes, descubrí que ya está disponible tanto en los EEUU como en la Unión Europea – por lo que es un buen momento para retomar el tema.

Una de las características que encaja con muchas de las cosas que mi modelo sugiere, es que a menudo se usa contra la diarrea y otras molestias digestivas. En otras palabras, ha sido eficaz con las bacterias intestinales perjudiciales más comunes.  Mutaflor (E.Coli NIssle 1917) y Miyarisan han sido tradicionalmente usados para eso – no como un probiótico diario, pero sí como un probiótico para usarlo cuando estos síntomas requieren ser tratados. El aspecto interesante de esto es:

No lo tome con probióticos E.Coli, ya que “1,1 C butryricum Miyairi tiene efectos antagonistas sobre Escherichia Coli toxigénica y sobre 20 cepas aisladas de cultivos vivos de E.Coli (vacas, cerdos y pollos) que se evaluaron mediante una técnica de siembra. Los C. butryricum Miyari inhibieron el crecimiento de todas las cepas de E-Coli que se probaron.”Fuente ]

 

4115xv4d8tl

Ansiedad:

  • “Se redujeron los niveles de ansiedad de 19.8 a 10.2 en el HAMA.( Escala de ansiedad de Hamilton. N del T.) Atenuado el incremento de la capacidad residual funcional y el

ritmo cardíaco preoperatorio”. [2015] [2014]

 

Histaminas:

Este probiótico produce ácido butírico (BTA)  que es un antagonista de la histamina [Fuente]

“Un importante mecanismo por el cual el butirato causa efectos biológicos en las células de carcinoma de colón es la hiper- acetilación de las histonas, mediante la inhibición de la histona deacetilasa”. [2011]

“En los seres humanos, los efectos del ácido butírico se pueden subdividir entre nivel intestinal y extra-intestinal. Los efectos intestinales incluyen: la regulación del transporte transepitelial, mejorando los estados inflamatorios y oxidativos de la mucosa intestinal, lo que refuerza la barrera de la mucosa, la modulación de la sensibilidad visceral y su motilidad, y la prevención e inhibición del carcinoma de colon. Los efectos extraintestinales son menos conocidos; se han estudiado in vitro y en animales, y algunas veces incluso en seres humanos. Actualmente, los efectos investigados incluyen: las hemoglobinopatías, la hipoercolesterolemia, la reducción de la resistencia a la insulina (en estudios con animales) y la reducción del ictus isquémico (en estudios con animales)”. [2012][2011]

 

Estudios de butirato con SII (Síndrome Intestino Irritable):

El butirato es producido por Miyarisan.

“Los butiratos representan un potencial nuevo tratamiento para el SII. Hasta la fecha, algunos ensayos se han realizado para evaluar la eficacia del butirato de sodio en los síntomas clínicos y la calidad de vida en pacientes con SII. Banasiewicz et al. ha realizado un doble estudio ciego, aleatorizado, controlado con placebo, en el que 66 pacientes adultos con SII recibieron ácido butírico microencapsulado en una dosis de 300 mg al día o un placebo, como un complemento a la terapia estándar. A las cuatro semanas, se observó una disminución estadísticamente significativa en la frecuencia del dolor abdominal durante la defecación en el grupo que tomaba ácido butírico (P=0,0032). A las 12 semanas, disminuyó la frecuencia del dolor espontáneo abdominal (p=0,0132), del dolor abdominal postprandial (p=0,0031) y del dolor durante la defecación (p=0,0002) y en el instante después de defecar (p=0,0100) [910]. En el informe preliminar, Tarnowski et al ha demostrado una mejora del dolor abdominal, incomodidad abdominal y ritmo de defecación en pacientes con SII tratados con butirato de sodio microencapsulado durante 6 semanas, en comparación con los tratados con placebo. En el mismo estudio, se observó una mayor calidad de vida en los pacientes tratados con butirato. [ 11 ]”. [ 2013 ]

 

Observaciones personales

Tanto mi esposa como yo nos dimos cuenta de que dormíamos más profundamente cuando comenzamos a tomarlo. Me refiero a dormir a pesar de 4 alarmas de reloj. En cuanto a mí, me desperté con menos adrenalina que de costumbre, más relajado.

Como de costumbre, su experiencia puede ser diferente debido a tener diferente microflora.

 

Anuncios

Mi Historia.

CFS Remission-

Luchando para encontrar una verdadera remisión

Mi Historia.

En el año 2012, mientras estaba en un nuevo trabajo, comencé a experimentar un gran stress que me llevo a una terrible gripe y terminé llevado en ambulancia e internado. – Como resultado comencé con mi 3er ataque de SFC. Sí, TERCERO. Uds. podrán decir- “Nadie se recupera, ¿cómo es que te recuperaste 3 VECES?” ¡Seguramente tienes algo más!

El comienzo de mi primer episodio de SCF ocurrió hace más de 40 años. Dos más siguieron en distintas décadas más adelante. Me he recuperado totalmente de todos mis episodios con EM/SFC.

Una breve descripción de los síntomas (y los test con los resultados de cada uno) podría ayudar.

INICIO 1 – 1972-73

Universidad, un trabajo de tiempo completo y, sumado esto al stress familiar, dio como resultado un repentino colapso de mis habilidades cognitivas, cansancio y una tos persistente después de una leve gripe. Esto fue antes de que el SFC y la enfermedad de Lyme existieran como condición.

Los médicos que me atendieron (en los 60 de entonces) por casualidad habían atendido a mis padres y abuelos, y reconocieron algunas características de la llamada “tos de stress” de mi abuelo. El diagnóstico oficial fue “Neumonía en curso con resistencia a los antibióticos”. Por lo que se me suministró antibióticos en dosis altas durante varios meses.

También cambie mi dieta, para perder peso, una dieta alta en proteínas, sin carbohidratos, sin gluten. El médico me advirtió que el stress contribuía realmente y que lo minimizara.

Me llevó entre 4 y 5 años antes de que mis habilidades cognitivas estuvieran recuperadas totalmente.  En mi humilde opinión tuve suerte- el tratamiento fue probablemente ideal, aunque las razones podrían haber estado equivocadas. –

INICIO 2 – 2000 – 2001

Estaba trabajando en Microsoft y realizaba un largo viaje de 90 minutos todos los días y largas jornadas de trabajo. Comencé a sufrir de muchísimo stress en el trabajo, (el jefe que me lo causaba fue despedido luego) hasta que un día manejaba de regreso a casa y me quedaba dormido en los semáforos, nunca regresé a ese trabajo. Yo estaba siendo tratado por un médico de familia y, recientemente, hacía 2 semanas, me había realizado chequeos regulares y me habían dado bien. Y estaba sufriendo una fatiga física, un colapso cognitivo, dolores en el cuerpo, “la tos de stress”, baja presión, baja temperatura corporal, piel grisácea, etc.

Tenía análisis completos recientemente realizados, con NADA aparente causando estos síntomas. Ambos, el médico y yo mismo, concluimos que había sido lo qué llamamos Síndrome de Fatiga Crónica.  La doctora fue honesta conmigo y me dijo que no sabía qué hacer, y literalmente me sugirió que buscara opciones.

Encontré algunos trabajos publicados hacia poco tiempo por Cecile Jadin y David Berg como dos de los más probables tratamientos realizados, los cuales ambos reportaban una remisión de entre un 70 – 80 %. ¡No había ninguna pista de cómo ellos podían relacionar la misma condición! Sin hacer pruebas de laboratorios para detectar infecciones, ella estuvo de acuerdo en aplicarme una dosis de tetraciclina similar a la utilizada para tratar el acné. Hubo una mejoría, por lo cual la doctora estuvo más dispuesta a seguir el protocolo del Dr. Jadin. (el cual era un súper-set de antibióticos usados por el Prof. Garth Nicolson).

Yo era un mal paciente – No le advertí a la doctora sino hasta pasados 6 meses que sufri una grave reacción de Herxing.- (La reacción de Jarisch-Herxheimer también conocida como reacción de Herxheimer o simplemente Herx,1 es una reacción febril aguda que ocurre tras la administración de antimicrobianos en diversas enfermedades espiroquetales.2 Ocurre durante las primeras 24 horas posteriores al inicio del tratamiento3 y está acompañada de síntomas como hipotensiónescalofríosdiaforesis,4 cefaleanáuseasmialgias y exacerbación de las lesiones cutáneas. N. del T.) Había leído y sabía que ella podría entrar en pánico si se lo decía, algunas veces uno necesita controlar la información que uno le da a los médicos.

 

El efecto Herxheimer o Herx hace referencia a una “crisis curativa” causada por la liberación de bacterias endotoxinas durante el proceso de desaparición de éstas. Los síntomas, los cuales son parecidos a los de una infección de sífilis, fueron presentados por primera vez en pacientes sifilíticos bajo tratamiento. –

Me realizaron análisis de sangre en laboratorios Hemex y de hecho mi sangre estaba híper coagulada. Estudios genéticos confirmaron que yo poseía un factor genético común en la población a la cual la familia de mi padre pertenecía. Él había muerto de un derrame cerebral.

Mi tratamiento consistió en muchos antibióticos rotados mensualmente, (usando el Herx para determinar si fue algo efectivo, la reacción sugirió qué si lo fue) además de heparina y una variedad de anticoagulantes sin recetas.

Esta vez mi recuperación me llevo un año.

 

INICIO 3 – 2012.

Situación similar a la segunda. Alto stress en el trabajo, baja presión, y baja temperatura corporal, problemas cognitivos y tos fueron algunos de los 40 síntomas que pude anotar. Cuando los síntomas aparecieron por primera vez, yo continuamente incrementaba los anticoagulantes (los cuales me mantenían funcionando), hasta que me empezaron a salir moretones fácilmente. A raíz de esto dejé los anticoagulantes y colapsé rápidamente a la semana siguiente.

Una Resonancia Magnética (MRI) mostró que no había problemas (lo cual es normal en el SFC), de igual modo los resultados de SPECT (tomografía por emisión de fotón simple) coincidían con los vistos en la enfermedad de Lyme crónica y SFC (el radiólogo lo describió como un Alzheimer a edad temprana, [menor de 65]).

Yo estaba experimentando severos problemas de memoria, los cuales seguramente muchos lectores encontraran familiares.

Mi médico me derivó a un médico naturista (ND), ella no quiso o no se sentía capaz de tratarme. Concurrí al Dr. Kim Iller, quien ya conocía el trabajo de Jadin y estaba deseosa de seguir su protocolo. Ella estaba trabajando con el Dr. Marty Ross en aquel momento. Obtuve resultados positivos según su criterio para la enfermedad crónica de Lyme.

Como en el episodio del año 2000, procedí a leer más de 3000 artículos médicos publicados para asegurarme de que no había ningún tratamiento más efectivo disponible. Descubrí algunos estudios serios acerca de la bacteria intestinal y el SFC y con el consentimiento del Dr. Iller comencé con Mutaflor.  Mutaflor es el nombre de la marca de un prebiótico de E. Coli Nissle 1917.  Un probiótico, Mutaflor causó la peor reacción de Herx que yo había tenido en mi vida, pero también una rápida disminución de los síntomas. No solo fue una porquería, sino que sufrí los peores dolores de cabeza de mi vida. Mutaflor no necesita prescripción en Canadá así que fue fácil obtenerlo cruzando la frontera.  Está prohibido en US por la FDA a pesar de que años de estudios lo han encontrado efectivo en la enfermedad de Crohn. –

Fueron 6 meses de recuperación antes de que me autorizaran a volver a trabajar.

Apéndice: El ND – El médico naturista quen me controló me prescribió antibióticos, (sí, algunos médicos naturistas prescriben) y revisó todas las hierbas, etc. Ella trabajaba con el Dr. Marty Ross en aquel momento. –

 

 

¿FUE ESTO UNA REMISION?

Cómo describí previamente, actualmente me he recuperado del SFC 3 VECES. 

Cada recuperación fue más corta porque el mecanismo detrás del Síndrome de Fatiga Crónica fue comprendido mejor y el tratamiento se enfocó en la causa y no en los síntomas.

Además de tener la clásica presentación de los síntomas, dos mediciones objetivas sugirieron que, una vez más, Yo había tenido SFC:

  • El resultado de mi tomografía fue anormal, de la misma forma que se encuentra comúnmente informada en artículos médicos publicados sobre el SFC y en la enfermedad de Lyme crónica. Más adelante pruebas neuro-psicológicas demostraron que yo me encontraba en un rango destacado en la mayoría de las áreas, pero solo “Normal” en la memoria. Los problemas de memoria continuaron mejorando, pero aún están presentes.
  • Mis valores de vitamina 1.25D eran excesivamente altos – El informe de laboratorio reveló que, en efecto, las mediciones fueron realizadas 2 veces para estar seguros. Estos niveles extremos 1,25D son vistos con enfermedades autoinmunes y con el SFC. –

Con la remisión, mis 1,25D cayeron hasta valores normales. ¡Sugiriendo que realmente fue una remisión!

Cada vez que hubo una remisión, el tiempo de recuperación fue más rápido y pude comprender mejor los probables mecanismos involucrados en ésta.

En la segunda ocasión, el protocolo de prescripción de antibióticos por más de un año funcionó. Esa vez, además de algo de minociclina (es un análogo de la tetraciclina) al comienzo, pareció no haber necesidad de administrar más antibióticos y entré en a una remisión a los 6-7 meses. La clave esta vez fue mi enfoque en el sistema gastrointestinal como una causa del SFC.

Varias observaciones tomadas al azar me condujeron a poner el foco en el intestino.

  • Trasplantes fecales produjeron una inmediata remisión del SFC que duró al menos unos pocos meses.

-Yo tuve contacto con un paciente que lo había realizado 2 veces en Australia antes de este comienzo.

  • La administración de antibióticos por largos períodos da resultados en un porcentaje significativo de pacientes (no así para otros).

-Cada antibiótico impacta de manera diferente en la flora intestinal, así que aleatoriamente los resultados tienen sentido.

  • Al comienzo de estas crisis me di cuenta, dejando de lado otros síntomas, que muchos de mis PRINCIPALES SINTOMAS eran gastrointestinales. Estos síntomas permanecían escondidos debajo de otras crisis.

 

Una vez que empecé a estar mejor comencé a leer toda publicación médica relacionada con el SFC, en particular cuando alguien se refería a la remisión de este.

Dos casos interesantes y aparentemente desconectados aparecieron: algunas personas, extrañamente, se recuperaron a través del consumo de 85% de chocolate y otros por consumir regaliz (un tipo de caramelo hecho a base de raíces de regaliz y del cual se dice tiene propiedades para la salud. N. del T.)

Obviamente éste no es el camino para la mayoría de los enfermos de EM/SFC, pero algo sucedió. Mi pregunta entonces comenzó a ser: ¿qué tienen en común estas observaciones???

La conclusión fue simple: TODOS ESTOS PRODUCTOS RESULTARON EN CAMBIOS EN LA FLORA INTESTINAL.  Dado que todos tenemos mezclas de diferentes bacterias, me pregunto si es posible que estas personas justo dieran con la comida que equilibrara su flora intestinal.

 

 

SFC Estudios de Bacterias Intestinales

 

Un paso fue observar si alguien había informado cambios en las bacterias intestinales en los ejemplos de pacientes con SFC.  Un artículo presentado en Australia en 1998 y disponible aquí.  El estudio trató solo con 6 familias de bacterias, pero el patrón fue claro: la flora intestinal en este grupo de pacientes con EM/SFC estaba muy

desordenada. –

 

FLORA INTESTINAL EN EM/ SFC. Estudio Australiano

 

 

 

Familia Controls SFC Pacientes
E.coli 92.3% 49%
Klebsiella/Enterobacter 0% 3%
Enterococcus spp. < 1% 24%
Bacteroides spp 92.8% 91%
Bifidobacterium spp, 7.1% 2%
Lactobacillus spp. < 1% 0%

 

Mi conclusión fue que, si se pudiera mantener estas bacterias bajo el rango visto como control, el SFC podría desaparecer, PERO ¿cómo hacer esto?

Este es el objetivo en este blog, compartir mi experiencia e investigaciones sobre cómo hacerlo. Los antibióticos solos podrían funcionar para algunos, los probióticos para otros, las hierbas y/o plantas medicinales y especias tal vez para otros y algunos podrían necesitar todos ellos.

 

Esto no es un protocolo establecido como tratamiento ya que nuestra flora intestinal es tan única como nuestro ADN.

 

 

 

 

 

Higher medical degrees[edit]

 

El rol de la microflora en SFC/FM/SII

 

Traducción: María Adhara

Hace unos pocos años, una sección sobre el sistema gástrico para SFC y sus bacterias hubiese sido sólo una frase, no un capítulo. La implicación del sistema gástrico probablemente sería sólo una descripción de la mala absorción de nutrientes.
Estudios recientes han sugerido que las bacterias gastrointestinales o microfloras pueden jugar un papel mayor, posiblemente un rol dominante, en el Síndrome de Fatiga Crónica.

La microbiota tiene un rol en la regulación inmune y los cambios en ella pueden ser la base de un aumento de la incidencia de enfermedades autoinmunes y el asma en los países desarrollados [663], las microfloras sí tienen impacto en la respuesta de estrés.

Un estudio de 2010 cambia la relación entre las microfloras y la enfermedad enormemente. El estudio encontró que los perfiles metabólicos basados en componentes estructurales bacterianos y metabolitos son específicos de cada enfermedad. En otras paalbras, los patógenos determinan diferentes mezclas de microfloras. ¡La mezcla es casi  como una huella dactilar del patógeno! Cada microflora produce diferentes mezclas de aminoácidos, químicos inflamatorios, etc.  Algunas microfloras específicas convierten el alimento más eficazmente que otras y de esta manera han sido asociadas con obesidad [665] [666]. Otras microfloras tienen impacto en el sistema inmune respiratorio y parecen ser sembradas en el proceso del nacimiento (quasi-heredadas). Los transplantes fecales son más exitosos cuando el donante es un pariente de sangre.

De especial interes para los pacientes de SFC es la asociación de los cambios en las microfloras con los desórdenes del sueño, así como los cambios del comportamiento en el Síndrome de Intestino Irritable (SII). Fue encontrado SII en el 92% de los pacientes de SFC en un estudio. No estamos hablando de cambios menores en las microflora sino de grandes desajustes en las poblaciones de microfloras.
Cada persona tiene tiene una firma de microflora única.

Deberíamos apuntar que estamos hablando sobre un montón de tipos y especies diferentes de bacterias. Un total de 947 variedades de Bacteroides y 745 de Clostridium fueron aisladas de 67 niños sanos y 94 tratados con anti-microbiales en un estudio. Para cada familia se pueden encontrar más de mil variedades. Los cambios en los porcentajes de especies pueden ser un factor significativo que sólo ha sido levemente estudiado. Hay más de 1000 especies que comunmente viven dentro y sobre el cuerpo humano sano. Cada persona hospeda alrededor de 150 especies, mayormente en el tracto gastrointestinal (Nature, volumen 464, pág 58, 18 de Marzo 2010) Este perfil único está siendo investigado como un equivalente (o mejoría) de la huella dactilar (New Scientist, volimen 215, número 2875, pág 36, 28 julio 2012). Gemelos idénticos que raramente pueden ser distinguidos por el ADN son fácilmente diferenciados por el uso de las bacterias de la piel. Un episodio muy antiguo del Dr.Who usaba un “aparato de historia”, un escáner que determinaba quién fue la última persona que sostenía un objeto. En aquel entonces esto era ciencia ficción; hoy ha sido demostrado que la huella de las bacterias de la piel permanecen y pueden ser detectadas hasta dos semanas después en los ratones del ordenador, el teclado y las mesas (Proceeding of the National Academy of Science, volumen 107, pág 6477)

Microfloras del SFC
Nuestro actual conocimiento de las microfloras del SFC es limitado, pero hay muchos desajustes de familia de microfloras en comparación con los vistos en los sujetos de control.

  • Especies Enterobacterias elevadas (240%)
  • Hongos elevados
  • Bacterias Gram positivas D/L productoras de lactato elevadas
  • Klebsiella/Enterobacter elevadas
  • Streptococcus elevados
  • Escherichia coli reducida[698](50% menos) en el 62% de los pacientes de SFC
  • Especies de Bacteroides reducidas en el 25% de los pacientes de SFC
  • Epecies de Bifidobacterium reducidas (30%)
  • Especies de Lactobacillus reducidos.

Esto fue hecho desde una muestra de pacientes de SFC, y se espera que esos individuos tengan cambios diferentes dependiendo de sus patógenos (y sus genes). Este simple modelo explica la amplia variedad de manifestaciones de laboratorio y síntomas vistas en el SFC. Los patógenos, microfloras y genes determinan las manifestaciones clínicas.

Las microfloras apoyan a los patógenos
El evento desencadenante para el SFC puede ser un cambio en las microfloras que terminó por activar patógenos, alterando las microfloras aún más. Pensemos en un cambio de las microfloras que hace descender la lisina e incrementa la producción de arginina: es sabido que esta combinación reactiva algunos herpevirus. La sobreproducción de tripsina reactiva los virus de la gripe. La microflora y los patógenos están correlacionados. Los patógenos alteran la microflora y las microfloras alteran los patógenos. Una segunda ruta aparece desde un hallazgo sorprendente sobre la gran incidencia del ARN viral encontrado en muestras estomacales comparada con los controles. El ARN viral se incorpora a las microfloras nativas, produciendo mutaciones dañinas.

Los probióticos pueden ser mortales
Los probióticos no son un tratamiento sin riesgos, al contrario de la creencia popular.
“Hay una necesidad urgente de definir mejor su uso clínico apropiado, especialmente porque los probióticos no son siempre benignos. Hay muchos informes de infecciones causadas por probióticos y en particular en pacientes luchando con “noeters” intravenosos. El uso de probióticos puede incluso ser mortal: en un estudio clínico examinando probióticos para la pancreatitis, el ensayo tuvo que ser interrumpido antes de tiempo porque el grupo de los probióticos empezó a estar mucho peor. Hubieron 24 muertes en el grupo de probióticos y 9 en el grupo de control, y nueve casos de isquemia intestinal en el grupo de probióticos mientras que no se observó ninguno en el caso de control. Los resultados de este estudio ilustran bien como puede que aún no entendamos del todo los complejos mecanismos de acción de los probióticos, y la urgente necesidad de determinar mejor las bases científicas para su función. Este estudio clínico usó probióticos rigurosamente testados, así que no es difícil imaginar los peligros potenciales adicionales que pueden estar detraś de los probióticos controlados inadecuadamente.
Afortunadamente, el uso de probióticos es generalmente seguro y presenta grandes promesas de eficacia clínica en muchos desórdenes gastrointestinales, pero todavía queda mucho camino por andar. Los estudios actuales en esta área y un mejor entendimiento de las interacciones huesped-microbio a través de los ensayos actuales en el microbioma humano indudablemente van a llevar a mayores avances en este importante campo de la investigación gastrointestinal.

Elaine O. Petrof, Probiotics and Gastrointestinal Disease: Clinical Evidence and Basic Science

Los probióticos también pueden causar inflamación en algunas condiciones.
En mi  próximo post  voy a echar un vistazo a los probióticos que han sido documentados para ayudar a estas condiciones.

(c) 2012 Ken Lassesen

 

GcMAF – Probiótico Bravo – Actualización

https://cfsremission.wordpress.com/2015/01/25/gcmaf-bravo-probiotic-an-update/

GcMAF – Probiótico Bravo – Actualización
25 de enero de 2015
Recientemente he visto algunos comentarios de una persona cuyo email empieza por “homeBiz” en mi artículo del 23 de septiembre de 2013 (homeBiz significa negocio desde casa. Nota de la Traductora), lo que quiere decir que es un promotor comercial de Bravo Probiotics. Estoy seguro de que los comerciales consiguen un margen de beneficios muy sustancioso con este producto, ya que las especies de este son comunes en la mayoría de los probióticos.
Esto me hizo pensar que debía revisar las publicaciones existentes en PubMed ya que se han publicado 10 estudios desde mi último artículo, aunque ninguno de ellos hace referencia al Síndrome de Fatiga Crónica.
• “La fórmula comercializada de GcMAF … puede contribuir de forma significativa a neutralizar la neurotoxicidad” [2015]
• “El ácido oleico con GcMAF tiene efectos significativos en la estimulación del sistema inmunitario” [2014]. El ácido oleico es muy alto en el Aceite de Oliva
• “El uso de GcMAF, que es un sistema endógeno glicosilado de proteína de enlace de la vitamina D que es responsable de la activación de células macrófagas, ha demostrado efectos positivos en el tratamiento de niños con autismo”. [2014].
• “La administración de GcMAF a pacientes de cáncer con niveles elevados de nagalasa se ha asociado a un descenso de la actividad del serum nagalasa con beneficios clínicos significativos”. [2013]

Lo que me pareció muy interesante en estos estudios es que no hubo control de los niveles de vitamina D en los pacientes. La GcMAF puede que incremente los niveles de vitamina D y sabemos que los cánceres, la fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica tienden a ocurrir con más frecuencia cuando los niveles de vitamina D son bajos. En el caso de la fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica los síntomas son menos severos con niveles más altos de vitamina D.

En esencia, a menos que esté usted al máximo nivel de vitamina D, suplementar con vitamina D3 es probablemente lo mejor. Yo ya he pasado los 60 años y necesito 20.000 IU al día de vitamina D3 para mantener los niveles óptimos. La capacidad de absorción del organismo desciende con la edad y lo más probable es que también descienda con el cambio en la flora intestinal que acompaña a la fibromialgia y al Síndrome de Fatiga Crónica.
En cuanto a las noticias sobre la venta de GcMAF;
•    El 3 de Julio de 2014 Immune Biotech fue cerrada. Ellos eran los que vendían el probiótico Bravo [BBC]
•    Una de las investigaciones publicadas acerca de GcMAF fue retirada y otras 3 están hallando fuerte oposición porque los resultados que publicaban eran poco precisos.
•    Los estudios de seguridad del uso de GcMAF en Estados Unidos aún no han comenzado.
•    Una compañía israelí  está intentando comprobar científicamente el impacto del probiótico, su revisión parece tener un punto de vista (razonablemente) objetivo.

“Esta organización, así como otras, llaman la atención sobre el hecho de que los artículos escritos por Yamamoto han sido retirados de las páginas web de los diarios en los que aparecían debido a una variedad de problemas éticos que incluyen la aparición de una lista de nombres de escritores sin relación con el tema, y la presentación de sujetos de estudio que se establecieron únicamente con este propósito o que simplemente nunca llegaron a existir”. Esto tiene cierto parecido con los métodos observados en el Protocolo Marshall.
En resumen

La GcMAF reduce la nagalasa, que es un factor en el cáncer.

  • No he sido capaz de encontrar un solo artículo publicado en PubMed  que indique que la nagalasa es anormal en el Síndrome de Fatiga Crónica.
    •    No he podido encontrar ni un solo artículo en PubMed que indique que los pacientes de Síndrome de Fatiga Crónica tengan niveles anormales de GcMAF.

    En otras palabras, no hay ninguna prueba médica, científica o de medicina alternativa que avale el uso de Bravo Probiotics para el tratamiento del Síndrome de Fatiga Crónica.

El Síndrome de Fatiga Crónica es muy sensible al efecto placebo. La creencia en el funcionamiento de un placebo cambiará el grado de estrés en una persona, lo cual puede provocar cambios en su flora intestinal como resultado del cambio químico producido por los niveles de hormonas y químicos relacionados con el estrés.

En resumen, asegúrese de tomar la vitamina D3 necesaria y espere a que se publiquen estudios objetivos en la materia. El coste de este producto tan publicitado es demasiado alto para la mayoría de los pacientes de Síndrome de Fatiga Crónica.

Pueden ver la historia de la BBC aquí: La medicina sin licencia GcMAF sigue a la venta.

GcMAF – Probiótico Bravo – revisión

https://cfsremission.wordpress.com/2013/09/29/gcmaf-bravo-probiotic-a-review/

GcMAF – Probiótico Bravo – revisión

29 septiembre de 2013

Un amigo me preguntó sobre este tema ya que está tan de moda. Mi primera cuestión es simple:

  • ¿Qué especies están involucradas?
  • ¿Cuáles son los estudios de PubMed sobre el tema?

Con algunos productos a veces ocurre que dicen tener un montón de resultados de investigaciones que se han presentado en conferencias de las que quizá nunca hayas oído hablar. Estos papeles, por alguna razón, nunca llegan a publicarse en las revistas del sector para escrutinio general. ¿Detectan cierta actitud en mí? Yo prefiero llamarlo cautela ya que he visto a seres queridos salir escaldados en el pasado. Ya basta de preliminares, veamos que podemos encontrar y resumir.

  • La mayor parte de los estudios citados en su página web hablan de una versión química del GcMAF y no una especie viva de los probióticos.
  • GcMAF parece que se puede fabricar sin probióticos (una pequeña cantidad de muestra de suero de un ser humano sano es suficiente para producir grandes cantidades de nueva GcMAF de segunda generación) (1)
  • El tratamiento con GcMAF mata la bacteria E.Coli. Ya que los pacientes que sufren de Síndrome de Fatiga Crónica están bajos en esta bacteria de por sí, esto probablemente no es un efecto deseable.
  • No he sido incapaz de encontrar ninguna imagen con el etiquetado de contenidos en la web, lo cual me parece muy raro.
  • No hay ni un solo estudio en PubMed, otros probióticos tienen varios (o varios centenares) Mutaflor, Align, Prescript Assist…

Su página de compra es muy interesante y debería hacer saltar las alarmas por sí sola. Aquí un extracto de la misma:

“Entiendo que formaré parte de un pre estudio clínico y garantizo que proveeré a la empresa con reportes cada 2 meses, de los cuales, Immuno Biotech extraerá datos para su publicación en estadísticas y estudios, y protegerán mi identidad como han venido haciendo hasta ahora. Yo mismo he investigado el GcMAF en otras fuentes y mi decisión es únicamente mía y no depende de la empresa”

Desde luego esta no es la manera en la que se llevan a cabo los análisis clínicos, de ninguna manera.

Por $3000, usted recibirá

“1 kit de iniciación que contiene el principio 1, el 2 y el probiótico 3 para producir unos dos litros de producto final cada semana durante un año”

Para ello deberá gastar alrededor de $50 dólares a la semana en el calostro y otros elementos para mantener el cultivo activo. Esto son $5500 al año o $15 dólares al día en yogur. 

He contactado con la empresa para pedir una lista de las especies y cepas presentes en su producto. Hasta ahora solo he recibido respuestas vagas acera de las familias, pero no de las especies.

“streptococci, lactobacilli, bifidobacteria, lactococci, levaduras.”

Estoy particularmente interesado en las levaduras ya que varias de ellas han sido modificadas genéticamente (GMO) para producir productos químicos específicos. ¿Podría esta ser la fuente entonces de la GcMAF? ¿Una levadura genéticamente modificada? Les envié la misma pregunta a ellos y la respuesta que recibí fue: “no estamos autorizados a compartir ese tipo de información”

 

Probióticos e Histaminas

https://cfsremission.wordpress.com/2014/05/20/probiotics-and-histamines/

 

Probióticos e Histaminas

20 de mayo de 2014

He podido observar cómo la disminución de los niveles de histamina hacía que algunos amigos mejoraran significativamente.

La cuestión que se nos plantea es ¿qué probióticos/bacterias incrementan o reducen los niveles de histamina?

La producción de histaminas son parte del efecto herx y por lo tanto, reducir su nivel puede conducir a la reducción de la severidad del herx.

Esta lista puede ser importante para aquellos que son sensibles a los probióticos y/o a los salicilatos (la razón para esta sensibilidad podría ser la cantidad de histamina, aunque aquí estoy especulando). Se han observado algunas asociaciones de ADN entre salicilatos y los niveles de histaminas.

En algunos casos, parece que una cepa incrementa los niveles de histamina mientras que otras cepas los disminuyen, como por ejemplo el Lactobacillus casei.

  • Incrementan
    • Lactobacillus casei [2011]
    • Lactobacillus delbrueckiibulgaricus [2011]
    • Lactobacillus reuteri [2014] [2013] [2012]
    • Bacillus licheniformis A7 [2013]
    • Bacillus coagulans SL5 [2013]
    • Morganella morganii [2013]
    • Pseudomonas aeruginosa[2012]
    • Citrobacter koseri [2012]
    • Enterobacter spp [2012]
  • No tienen efecto sobre los niveles
    • Lactobacillus acidophilus [2011]
    • Lactobacillus lactislactis [2011]
    • Lactococcus lactislactis [2011]
    • Lactobacillus plantarum[2011]
    • Lactobacillus sakei CRL1862 [2012]
    • Lactobacillus plantarum Tensia[2012]
  • Reducen los niveles
    • Bacteroides thetaiotaomicron [1999]
    • Bacteroides fragilis [1999]
    • Bifidobacterium adolescentis  [1999]
    • Escherichia coli  [1999]
    • Bifidobacterium infantis [2008]
    • Bifidobacterium longum [2008]
    • Lactobacillus rhamnosus (L. rhamnosus) GG (LGG(®) [2011]
    • rhamnosus Lc705 (Lc705) [2011]
    • Propionibacterium freudenreichii ssp. shermanii JS (PJS)  [2011]
    • Bifidobacterium animalis ssp. lactis Bb12 (Bb12) [2011]
    • Lactobacillus casei [2012]
    • Lactobacillus plantarum K-1 [2011]

 

Síndrome de Fatiga Crónica, los suplementos más documentados

https://cfsremission.wordpress.com/2012/11/06/chronic-fatigue-syndrome-best-documented-supplements/

 

Síndrome de Fatiga Crónica, los suplementos más documentados

6 de noviembre de 2012

Revisando todos los artículos sobre el Síndrome de Fatiga Crónica en PubMed, los siguientes han sido ratificados como beneficiosos o de ayuda para el Síndrome de Fatiga Crónica, Fibromialgia y Síndrome de Intestino Irritable sin que haya estudios que lo contradigan.

  • Chocolate (puro al 85%)
  • Coenzima Q10
  • D-Ribosa
  • Regaliz (Glycyrrhiza)
  • Ácido Málico
  • Magnesio
  • Racetams (Piracetam)

A menos que este usted en un protocolo de remisión, ¿los está usted incluyendo entre sus suplementos habituales?