Remisión de la SFC – Tratamiento

https://cfsremission.wordpress.com/2015/04/11/cfs-201-treatment-and-treatment-model/

 

Siguiendo mi anterior post, CFS 101, quiero describir en primer lugar el modelo que he concluido que es el mejor modelo, utilizando criterios científicos clásicos (es el modelo más simple y compatible con toda la información conocida) y después analizar las dos dimensiones del tratamiento:

  • Mitigación de los síntomas
  • Remisión de la enfermedad

La mitigación de los síntomas es el alivio de los mismos, pero las condiciones de la enfermedad continúan. Por ejemplo, tomar supresores del sistema inmune puede reducir muchos síntomas y crear la ilusión de una remisión de la enfermedad, pero realmente la SFC continúa. Detener la mitigación de los síntomas resulta en una vuelta de los síntomas. Pensar en tomar antihistamínicos por la fiebre del heno (alergia propia de la primavera y el verano que se produce por la inhalación del polen de algunas plantas; produce congestión e irritación de los ojos y de las mucosas nasales) no cura la enfermedad, solo disminuye o aleja los síntomas de la misma.

El SFC (y en general, todas las condiciones de malestar después de una infección que puede incluir postvacunación así como exposición al moho del ambiente, fosfatos orgánicos, etc.) da lugar a una disfunción estable de las bacterias intestinales. Hubo un estudio reciente del microbioma donde analizaron las bacterias intestinales de una media docena de enfermedades, se cruzaron los datos mediante algoritmos, y desarrollaron un modelo de pronóstico. Este modelo tuvo una exactitud del 90% al aplicarse a los nuevos pacientes antes de un diagnóstico formal. En la actualidad, el diagnóstico a través de las bacterias intestinales, es poco probable debido a:

  • Se tarda semanas para hacer el análisis
  • Sólo se han estudiado unas pocas condiciones – se realiza en gran medida como prueba académica.

Actualmente, se trata de una nueva ciencia y, por lo tanto, necesita tiempo para ser aceptado.

Premisa #1: Las infecciones y el propio entorno pueden alterar la flora intestinal

Sobre la base de sólo 15 biomarcadores, se crea un índice de alta precisión para la discriminación del paciente y validado por una cohorte independiente. Por lo tanto, los biomarcadores de microflora-selectiva podrían ser una poderosa herramienta para el diagnóstico de diferentes enfermedades.

Corolario #1: Al cambiar las bacterias intestinales se producen muchos de los síntomas de la enfermedad.

Diferentes bacterias provocan diferentes síntomas en el SFC. Las bacterias intestinales son heredadas y equivalentes a una huella dactilar. Cuando se altera, ésta se altera de una forma única que resulta en síntomas únicos.

Para varias molestias después de una infección, se han realizado estudios sobre el tiempo que han durado hasta su remisión técnica. La versión corta es que algo así como el 60% vuelven a la normalidad 4 semanas después (dejando un cansancio en el 40%), en las siguientes 4 semanas, la mitad de ellos se recuperan (dejando un cansancio en el 20% después de dos meses), a los 6 meses la tasa de recuperación cae al 30% los que siguen exhaustos y tras dos años, la ratio cae al 10% cada año. Esto se encuentra en consonancia con un estudio de modelos matemáticos que descubrió que un microbioma estable alterado puede recuperarse y volver a la normalidad después de N meses – Un nuevo microbioma estable (que produce un conjunto diferente de productos químicos que se envían al cuerpo).

Premisa #2: La probabilidad de recuperación de un microbioma sano sin intervención disminuye con el tiempo.

 

Tratamiento para la remisión:

Hay un artículo completo que es un buen punto de partida: La manipulación de la microflora intestinal para mantener la salud y tratar enfermedades [2015] y cubre todas las opciones del enfoque. [Enlace:  Manipulating the gut microbiota to maintain health and treat disease. [2015]]

Incluso cuando la causalidad entre los cambios de la ratio de Firmicutes/Bacteroidetes y la progresión del lupus requiere una mayor validación, estos resultados van a generar nuevas hipótesis para poner a prueba estrategias dietéticas que permitan corregir la disbiosis (importante desequilibrio de la flora intestinal) en esta patología, lo que sugiere un nuevo enfoque terapéutico para el tratamiento de enfermedades autoinmunes.

 

Antibióticos – Prescripción:

Esto ha sido parte de mi tratamiento en los tres casos de SFC que he tenido. ¿Cómo funciona? Simple – altera las bacterias del intestino. Es exactamente la razón por la que mucha gente no quiere tomar antibióticos. En mi honesta opinión, los mejores protocolos son los de Cecile Jadin – rotación a largo plazo de los diferentes tipos de antibióticos.  Deben ser a largo plazo para que se desestabilice el microbioma estable disfuncional. Los antibióticos en sus protocolos parecen tener impacto en algunas especies de SFC. Nota: nosotros estamos usando los antibióticos no para luchar contra una infección sino para desestabilizar la bacteria intestinal.

 

Antibióticos – A base de plantas:

La misma lógica se aplica a las hierbas y especias con características antibióticas. Al igual que con los antibióticos, Las especias que afectan a cada tipo de bacteria son algo muy importante – lo que típicamente quiere decir un disparo en artículos de PubMed.

Aquellas que han parecido ser efectivas (en orden de preferencia) son:

  • Tulsi
  • Neem
  • Extracto de hoja de olivo
  • Ajenjo
  • Haritaki

La dosis típica que he probado son hasta 6 capsulas al día (en el caso de las capsulas (en el caso de capsulas hechas en casa – capsulas “00”).  No sabemos cuánto de amistosa es esta relación con los probióticos, así que, si tu presupuesto es limitado, no los tomes al mismo tiempo que los probióticos (si tiene presupuesto, dale una oportunidad).

Al igual que con los antibióticos, deberías rotar entre ellos regularmente porque la idea es: alterar.

 

Probióticos:

Al principio, yo estaba en contra de cualquier Lactobacilllus debido a la falta de información positiva para muchas especies, y negativa para otras. Hoy en día, estoy a favor de la inclusión de las siguientes cepas y especies:

  • Culturelle – Lactobacillus rhamnosus GG (ATCC 53103) – bien documentado en la Wikipedia.
  • Reuteri – hay muchas cepas diferentes que se pueden obtener (en la actualidad utilizo 3 cepas diferentes)
    • Estas especies producen B12, del que la gente con SFC tiene un bajo nivel

Los siguientes están documentados como eficaces para el SII (Síndrome del Intestino Irritable) – que tiende a tener una co-morbilidad del ~ 80% con el SFC:

  • Alinear – Bifidobacterium longum subsp. infantis 35624
  • Prescript Assist

Por último, debido a que la E.Coli es normalmente muy baja o inexistente con el SFC:

  • Mutaflor – E. Coli Nissle 1917.

 

En mi lista secundaria están los probióticos Bifidobacterium – SOLO. Todavía trato de evitar tomar cualquier lactobacillus acidophilus, aunque tiene algunos beneficios para la salud en individuos sanos, ya que inhibe E.Coli (que está en niveles muy bajos de mala salud con SFC).

Dado que nuestra intención es alterar y reemplazar con los buenos, y la dosis recomendada es para el mantenimiento de la salud de individuos sanos, yo típicamente (después de consultarlo con mi profesional de salud) he multiplicado por 3 la dosis recomendable.

 

Trasplantes fecales:

Estos trasplantes han dado lugar a una remisión a corto plazo (por ejemplo, 6-9 meses, desde la correspondencia) a permanente. Hay desafíos para que esto se haga (aunque hay literatura médica que se remonta casi 2000 años), por ejemplo:

  • En los Estados Unidos, la Administración de Alimentos y Drogas ha clasificado la microflora fecal como un fármaco, y por esta clasificación los facultativos tienen que hacer una solicitud que requiere mucho tiempo. [2015]

 

Atacar las reservas:

Una buena salud bucal es esencial – y creo que se necesita una pequeña aclaración. La pasta de dientes y los enjuagues bucales tienen impacto en las cavidades, pero no en las bacterias orales (o impacta de una mala forma). El uso de irrigadores bucales seguido de una rotación de diferentes probióticos orales (generalmente se disuelven en la boca) debe ser parte de la higiene diaria. Un aclarado con EDTA (Ácido etilendiaminotetraacético) o NAC (N-Acetilcisteína) disuelto en agua caliente (para romper biofilms) también debe ser considerado. (Una biopelícula o biofilm es un ecosistema microbiano organizado, conformado por uno o varios microorganismos asociados a una superficie viva o inerte, con características funcionales y estructuras complejas. N. del T.)

Alrededor del 50% se pueden tomar de forma oral, aumentando así la posibilidad de que los componentes orales invadan el intestino [2014]

El uso de destructores de biopelículas para exponer las bacterias intestinales a los agentes anteriores puede ser necesario. Hay un número de tipos de las biopelículas como EDTA y NAC. Varias hierbas y otros suplementos también son destructores de la biopelícula.

 

Tratamiento para aliviar síntomas:

Los siguientes están reportados en la literatura como reductores de los síntomas del SFC y/o FM (fibromialgia) y/o SII (Síndrome del intestino irritbable):

  • La vitamina D3 – unos valores altos normales tienen menos síntomas, 20.000 UI / día es lo que normalmente tomo.
  • Magnesio
  • B12
  • CoQ10
  • Regaliz
  • D-Ribosa
  • Piracetam y otros Racetams

En el top de estos están los antiinflamatorios, como los reductores TNF-alfa.

 

Alivio de la coagulación:

David Berg, Hemex Labs, encontró que la hípercoagulación está con frecuencia implicada (85%). La coagulación puede actuar igual que las biopelículas, permitiendo que las reservas se mantengan vivas y por lo tanto se mantenga el bombeo de productos químicos en su sistema.

El truco es que esto está generalmente asociado con un defecto de coagulación hereditario, y hay muchos. Cada uno tiene características diferentes. Piracetam (citado anteriormente) y cúrcuma (con un 1% de pimienta negra) tienen efectos muy similares sobre algunas formas de coagulación más las ventajas añadidas de la cúrcuma que es antibacteriana, antiviral y antifúngica [2014].

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Remisión de la SFC – Tratamiento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s